El Renacer de la Mitología

Algún día serás lo suficientemente viejo para volver a leer cuentos de hadas” – C.S Lewis

En el artículo anterior hablamos de la importancia y poder de las historias. Sin embargo, cabe aclarar que no solo se aplica a las obras escritas. Todo formato estructurado por una narrativa es suficiente. Eso aplica al cine, teatro, animación, etc. ¡Incluso con solo figuras geométricas tendemos a crear una historia!

Fue así que, después de empezar con el blog, estaba ansioso y emocionado por compartir todo lo que sabía. Sin embargo, en ese mismo instante, tropecé con 2 grandes complicaciones.

  1. ¿Cuál será la manera en que voy a compartirlas y analizarlas?
  2. ¿Existe alguna historia o mito moderno con el cual pueda llegar a los jóvenes y niños de mi generación?

Fue una situación desconcertante. No sabía de nadie que hubiese hecho algo parecido. Ni tampoco parecía existir alguna historia con la cual llegar a todas las personas que deseaba ayudar.

Fue debido a estas complicaciones que empecé a investigar y acabé descubriendo mucho más de lo que imaginaba. No solo hallé a un pionero en la materia, sino que también pude hacerme consciente del movimiento que podría significar el renacer de la mitología.


LAS COMPLICACIONES

El primer problema surge porque todo el resultado de mi búsqueda no estaba documentado. Durante todos los años que me dedique a investigar no había mantenido un registro. Por lo tanto, no tenía fuentes ni pruebas específicas.

¿¡Cómo justificar mis futuras afirmaciones!?

Además, como defensor del método científico, sabía que necesitaba una estructura sólida en que basarme. Argumentos y evidencias más que mi opinión y experiencia.

Por otra parte, el segundo problema surge por la falta de un mito común. Ya sea a causa de la globalización o el pos-modernismo. El rechazo e indiferencia a los mitos e historias antiguas es algo común para mi generación.

Lo que antes simbolizaba la travesía de Odiseo para un joven griego ya no significa nada para un millennial. Ya no existe un mito con el cual todos hayamos crecido.


LA PRIMERA SOLUCIÓN

La solución al primer problema surgió de una inesperada coincidencia. Justo cuando creí que tendría que inventar la rueda de nuevo, una serie de vídeos lo cambiarían todo. No solo descubrí a alguien más que pensaba de la misma manera, sino que sus ideas ya estaban cambiando el mundo.

El Dr. Jordan Peterson es un psicólogo clínico y profesor de psicología en la universidad de Toronto. Aunque su primera aparición mediática fue en 2016 cuando subió a YouTube una serie de vídeos donde criticaba la corrección política y el proyecto de ley C-16 del gobierno canadiense. Fue recientemente que, en 2018, después de su entrevista con Cathy Newman, se estableció como una nueva estrella de YouTube.

Por otra parte, en lo que respecta a su trabajo, gran parte de sus clases de psicología también habían sido grabadas y subidas a su canal. Fue ahí que encontré la solución. Sus clases tituladas “Maps of Meaning” representan la conexión entre neuropsicología y mitología que permite entender la manera en que estas se interrelacionan y superponen. Precisamente la conexión que buscaba.

Como introducción a estas clases él usó la vieja película de Disney, Pinocho. Curiosamente, esta película que tuvo un impacto muy peculiar en mi infancia. Mi familia solía contarme que no me cansaba de verla y que siempre lloraba en las mismas escenas. Definitivamente comprendía algo que no podía articular. Fue por esta cercanía a la película que la interpretación hecha por el Dr. Peterson tuvo un profundo impacto en mí

Para entender la manera en que realizo la interpretación de esta historia debemos dividir el análisis en 2 niveles.

El primer análisis es a nivel de la narrativa, es decir, dentro de la historia. Luego, se complementa con el segundo análisis que comprende la interpretación del significado simbólico. El resultado, metáforas visuales.

Los siguientes ejemplos lo extraje del análisis que hizo de Pinocho.

A nivel narrativo tenemos el deseo de Gepetto, el carpintero que creó Pinocho. Él pide un deseo a la estrella más brillante. Él desea que su marioneta se convierta en un niño de verdad.

A nivel simbólico es importante recordar que las marionetas no tienen voluntad. Están a merced de los hilos del titiritero.

Cuando superpones ambas perspectivas el resultado es el siguiente: Convertirlo en un niño de verdad no solo significaba darle vida. También significaba darle la capacidad de decidir. Convertirlo en un ser autónomo. Permitirle desarrollar su individualidad.

Así mismo, si una persona no desarrolla su individualidad ni tiene autonomía entonces está a merced de los intereses de otros. Intereses que son como los hilos que controlan una marioneta.

El segundo ejemplo es el siguiente: Cuando Pinocho evade la escuela para ir al parque de diversiones se empieza a convertir en un burro.

A nivel narrativo, tenemos que el nombre del parque de diversiones es “Isla del placer” en referencia al disfrute o satisfacción momentánea que se obtiene al subir a un juego.

A nivel simbólico, los burros son considerados animales torpes que suelen ser usados como bestias de carga.

Cuando superpones ambas perspectivas el resultado es el siguiente: Si persigues los placeres impulsivos en detrimento al desarrollo de tu carácter terminas como una bestia de carga. Un animal torpe que existe para ser explotado. Te conviertes en el esclavo de un tirano.

A pesar de que la película está llena de referencias como esta, solo gracias a la ayuda del Dr. Peterson, pude hacerme una idea del verdadero valor de la película. Además, no he sido yo el único beneficiado. Miles de jóvenes también le agradecen constantemente por su trabajo.

Cuando comprendí las distintas implicaciones y múltiples referencias pude ver que el mensaje de Pinocho no era simplemente “Mentir es malo”. Se trataba de una metáfora sobre el desarrollo de la individualidad.


LA SEGUNDA SOLUCIÓN

Por otro lado, curiosamente, la solución del segundo problema era tan sencilla y evidente que no pude notarla. Visto en retrospectiva, tiene sentido porque mientras más cercano somos a algo, más difícil nos es verlo. Me estoy refiriendo a el fenómeno anime.

Pero, definamos primero a que me estoy refiriendo exactamente.

Anime es el nombre que recibe toda animación de origen japonés. Ejemplos de anime son los siguientes: Dragon Ball, Pokemon, Los Caballeros del Zodiaco, Los Supercampeones, Naruto, Death Note, One Piece, Hunter x Hunter, Hajime no Ippo, y un largo etc.

En la actualidad, el anime se ha convertido en un fenómeno cultural de masas muy extendido por toda la comunidad latinoamericana. Recientemente incluso he observado un aumento en alcance y aceptación en sociedades más desarrolladas como EE. UU y Europa.

Entonces, el fenómeno anime significa la globalización de su alcance. Su transformación, aceptación e incorporación a la cultura.


EL RENACER DE LA MITOLOGÍA

La mitología fue echada por la puerta… y entro de vuelta por la ventana. Es irónico que el rechazo e indiferencia a los mitos e historias antiguas se ha convertido en aceptación y admiración por el anime. Lo que nadie parece notar es que este fenómeno simboliza el renacer de la mitología, su adaptación y actualización.

El motivo por el cual comparo e igualo ambos fenómenos socio-culturales es por las similitudes que presentan.

Por ejemplo: Para los griegos era esencial imitar la valentía, la astucia y el coraje de héroes mitológicos como Hércules u Odiseo. De manera similar, en la actualidad, imitamos y admiramos las mismas características, pero las nuevas referencias son Goku o Naruto.

Por otra parte, también hay similitud en el uso de simbolismos y referencias culturales.

Por ejemplo, el anime Full Metal Alchemist está basado en un universo donde la alquimia es posible. En la historia, los protagonistas, los hermanos Elric, están en búsqueda de la piedra filosofal para recuperar sus cuerpos tras el intento fallido de revivir a su madre. Sus enemigos son los Homúnculos, seres creados por un antiguo usuario de la piedra, que poseen el símbolo del ouroboros. Esta serie busca re descubrir el significado del sacrificio. Su lección final es que no puedes obtener algo a cambio de nada. Siempre hay un precio que pagar.

Otro ejemplo es la serie Nanatsu no Taizai (Los Siete Pecados Capitales) que toma muchos nombres del cristianismo y las historias de reyes, gigantes, hadas, ángeles y demonios. 

La historia comienza con la búsqueda y reunión de la legendaria orden de » Los 7 pecados capitales». Siete guerreros que fueron fueron acusados de traicionar al rey. Eventualmente se enfrentan a la raza demoníaca conformada por los 10 mandamientos para terminar la guerra santa. 

Aún se encuentra en emisión por lo que prefiero no adelantar mi opinión. Sin embargo, la trama es fascinante, con giros argumentales bien planeados, un desarrollo de los personajes secundarios parejo y un romance de fondo que opacaría al de Romeo y Julieta.

*Recomendación si deseas verla: La versión animada que se encuentra en Netflix omite parte de la historia principal. Para que comprendas porque digo que la trama es increíble tienes que leer el manga. No te arrepentirás…


¿CUAL DESEO COMPARTIR?

A pesar de que esos 2 son los ejemplos más resaltantes. El anime tiene una variedad increíble y casi inagotable. Desde temas complejos como la justicia en Death Note. Hasta viajes en el tiempo como en Stein’s Gate. Necesitaría más de una vida para analizarlos todos.

Definitivamente necesitaba centrarme en solo un anime.

Así que ¿Qué anime elijo?

El anime que mejor conozco

¡Naruto!

Así que, si también eres un fan de Naruto, prepárate para descubrir el motivo por el cual admiramos al ninja número uno, hiperactivo cabeza hueca, de la aldea de Konoha.

¡El siguiente post estará dedicado enteramente a la franquicia! ¡Revelaré los motivos por los cuales es admirado alrededor del mundo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *